Noticias Ordinarias del Norte

VIDAS SECRETAS. EL AUTOR A TRAVÉS DE LOS OBJETOS, comisariado por Lola Hinojosa
PROGRAMA MUTACIONES 2018
26 abril - 22 julio

CASA MUSEO LOPE DE VEGA (Eleanor Antin, Louise Lawler, Paz Muro), MUSEO CASA NATAL CERVANTES (Marwa Arsanios, Pierre Huygue, Albert Serra), CENTRO DE INTERPRETACIÓN NUEVO BAZTÁN (Carme Nogueira), MUSEO PICASSO-COLECCIÓN EUGENIO ARIAS (Loreto Martínez Troncoso).

NOTICIAS ORDINARIAS DEL NORTE
Este espacio museístico recupera la memoria de un proyecto utópico poco conocido: la edificación de una ciudad industrial en un “sitio despoblado y yermo”, como se describe en el Libro de la Fundación, a comienzos del S. XVIII. El relato se centra en la biografía de dos personajes históricos: su ideólogo, Don Juan de Goyoneche, un empresario del norte peninsular llegado a tierras castellanas y el arquitecto encargado de proyectarlo, José Benito de Churriguera. Toda utopía barroca, como lenguaje de la vanguardia europea del momento, responde a un conjunto de preceptos y enunciaciones altamente elaborados. Desde el Colbertismo, como teoría más política que económica, base del proyecto urbano, hasta la geometría y perspectiva que dominan su ejecución, son interrogados por la intervención artística de Carme Nogueira.

Esta propuesta, “Noticias ordinarias del Norte”, toma su título de la gaceta de Madrid publicada por Goyoneche. Nogueira plantea, a través de sus páginas, diversas capas de contenido mediante una superposición de veladuras. Estas conectan en el tiempo y el espacio un mismo territorio que ha sido atravesado por diferentes relatos, usos y pobladores, cuyas dinámicas no distan tanto de las originarias como pudiera parecer a simple vista. La idea de Norte, como entidad geopolítica, se revela como una noción maleable, que puede trazar rutas de ida y vuelta. Esta idea de “movilidad”, ya sea de cuerpos, objetos o de capital, mantiene una especificidad histórica asociada a momentos concretos que la artista explora.

Entre sus páginas, Nogueira remite a nuestro pasado colonial, a la configuración del llamado Nuevo Mundo, donde también se sitúa el origen de la modernidad y del capitalismo mercantilista. La autora incorpora el trazado de la construcción urbana de Nuevo Baztán, el cual está marcado por la retícula, una abstracción del orden y del poder. La plaza, con el palacio y la iglesia, ocupan el eje central, esquema que también caracterizó el urbanismo de los asentamientos coloniales en América Latina. Las nuevas clases mercantiles concibieron la ordenación urbana tan útil como la contabilidad, pero en la corte barroca, para que un objeto fuese aceptable debía llevar el sello de su exquisita inutilidad. Sin embargo, los productos de lujo manufacturados en Nuevo Baztán decayeron, llevando al ocaso la empresa de Goyoneche. Frente a esta lógica, la España contemporánea asume su condición de Sur, promesa de paraíso y retiro para nuevos pobladores del norte. En esta línea, una nueva capa significante del relato planteado por Nogueira alude a una población vecina, la “Ciudad de las Américas” (Eurovillas), proyecto urbanístico de nueva planta hecho público en 1968 e ideado por extranjeros para turistas extranjeros. La suma de trazados, que la artista esboza mediante transparencias, configura el mapa de la explotación de un territorio, como memoria viva de un fracaso reiterado.

El turista que visita Nuevo Baztán -cualquiera de nosotros en realidad-, participa del ritual moderno de búsqueda de experiencias auténticas. Una autenticidad escenificada, análoga al simbolismo religioso, que dificulta distinguir entre lo imaginario y lo real. En la plaza de la Cebada, que coincide con una breve parada de la visita guiada, la artista ubica un elemento “escenográfico” que, a modo de gesto, llama la atención del visitante sobre la singularidad del trazado. Nogueira marca cómo se produce un cambio en el dibujo de la trama urbana respecto del resto del conjunto. Dicha plaza servía de vivienda para los trabajadores de las industrias originales y sus habitantes son, hoy de nuevo, una comunidad inmigrante. Este objeto efímero, que ya puede funcionar como banco o elemento lúdico, constituye un lugar para ser apropiado y desde el que Nogueira invita a reimaginar nuevos sistemas de ordenamiento social en la ciudad contemporánea.

Lola Hinojosa (comisaria del ciclo)

Artículos relacionados

Banco en la Plaza de la Cebada

Noticias Ordinarias del Norte. Grabado